Mostrando 7456 resultados

Registro de autoridad

Barrandeguy, Emma

  • Persona
  • 1914-2006

(Gualeguay, 08/03/1914 - ib., 19/12/2006) Escritora, nacida en Gualeguay, provincia de Entre Ríos. Egresó como maestra y bachiller, y cursó Filosofía y profesorado de Francés, Inglés e Italiano.
Ejerció el periodismo en Crítica y Vea y Lea, en donde se desempeñó como secretaria de la escritora (vinculada al anarquismo local) Salvadora Medina Onrubia.
Participó de la Biblioteca Claridad, de la Agrupación homónima, de la ciudad de Gualeguay, Entre Ríos. ejerciendo el cargo de secretaria en la Comisión Directiva de dicha asociación, presidida por Dr. Roberto Beracochea, y que tuvo como integrante al escritor Juan L. Ortiz.
Obtuvo el premio Herminia Brumana por un ensayo sobre la escritora publicado en conjunto por la Asociación de Amigos de Herminia Brumana. También publicó dos libros de astrología bajo el seudónimo de Delfis Dahra.
Obra: Poemas (1934-35); Las puertas (1964); Cartas (1943); El andamio (1964); Amor saca amor (1970); No digo que mi país es poderoso (1982), Los pobladores (1983); Crónica de medio siglo (1984); Refracciones (1986); Crónica de medio siglo (1986); Camino hecho (1991); Salvadora, una mujer de Crítica (1997); Habitaciones (2002)

Agosti, Héctor

(Buenos Aires, 20/8/1911 - Buenos Aires, 29/7/1984). Ensayista político, periodista, secretario de cultura del PC. Nace en un modesto hogar en el barrio porteño de Balvanera, hijo de Rómulo Agosti y Natividad Cerisola, el primogénito de siete hermanos. Su padre, obrero pintor, letrista, fue militante radical, pero el joven Héctor comienza a frecuentar la Biblioteca Obrera socialista cercana a su domicilio. Estudia en el Colegio Nacional Mariano Moreno, ámbito en el cual despliega su actividad de conferencista, escritor y militante. En 1927 comienza a publicar sus primeros ensayos en la revista Claridad, que llaman la atención de Aníbal Ponce, y se afilia a la FJC. En 1928 es delegado juvenil al VII Congreso del PC y un año después es secretario de Victorio Codovilla en la Primera Conferencia Comunista Latinoamericana desarrollada en Buenos Aires en el mes de junio. En 1929 ingresa en la Facultad de Filosofía y Letras (UBA), desde la cual patrocina el Partido Reformista de Izquierda. Fue presidente de la FUA tras el golpe militar de setiembre de 1930 que encabeza el Gral. José F. Uriburu. Coincidiendo con el período ultraizquierdista del comunismo internacional, es el principal inspirador del grupo estudiantil de extrema izquierda Insurrexit, del que fue secretario general. No concluye sus estudios universitarios. Vinculado estrechamente a Aníbal Ponce, participa junto a él dictando conferencias en el Colegio Libre de Estudios Superiores (como su curso “Crítica de la Reforma Universitaria” de 1933) y en la Agrupación de Intelectuales, Artistas, Periodistas y Escritores (AIAPE), de la que fue secretario (1941-42). Colabora en Unidad y Nueva Gaceta, los órganos de la AIAPE. Se desempeña durante años como redactor del diario Crítica, donde escribe, entre otras notas, reseñas de libros con el seudónimo de Hugo Lamel. Simultáneamente, ejerce el periodismo en medios como Ahora de Buenos Aires, Justicia de Montevideo y El Siglo de Santiago de Chile. Colabora en numerosas revistas independientes como Claridad, Nosotros y Flecha, en publicaciones comunistas como La Internacional y Soviet, y es director de las publicaciones partidarias Juventud Comunista (1928-30), Bandera Roja (1932), Orientación (1939), Nuestra Palabra, Nueva Era (1983-1984). Funda también revistas culturales como Expresión (1946-47) y Nueva Gaceta (segunda etapa, 1949). Estuvo detenido en numerosas ocasiones: ocho meses en 1931-1932 acusado de “agitador”; durante cinco meses en 1932 por “incitación a la rebelión” en su calidad de redactor responsable del diario comunista Bandera Roja; finalmente, después de un exilio en Montevideo (1932-1933), fue detenido nuevamente y condenado a tres años de prisión (1934-37). Diversas personalidades de la política y la cultura integraron el “Comité por la Libertad de Héctor Agosti”, que realizó en esos años campañas públicas. Recuperada la libertad en 1937, reinicia la actividad periodística y política (había sido candidato a concejal en 1936). Activa en el movimiento antifascista, escribiendo en el periódico Alerta! Es detenido repetidas veces en 1943 tras el golpe militar de junio. Se exilia nuevamente en Montevideo, donde colabora con Rodolfo Ghioldi en la edición de Pueblo Argentino (Montevideo, 1943-45), cuyo directorio integró. De vuelta en Buenos Aires a mediados de 1945, retorna a la actividad periodísta y publica una de sus obras más celebradas: Ingenieros, ciudadano de la juventud (1945), una biografía de José Ingenieros. Opositor al peronismo emergente, es expulsado del diario Crítica en 1950, pasando a colaborar en Clarín. En 1951 patrocina junto a Carlos Alberto Erro y otros intelectuales una campaña con motivo del centenario de la muerte de Esteban Echeverría y al año siguiente la Casa de la Cultura Argentina (clausurada por el gobierno de Arturo Frondizi en 1959). Como secretario de cultura del PC dirige la revista Cuadernos de Cultura durante dos períodos (1951-1964, 1967-1976), desde la cual intenta una renovación del universo cultural comunista, sobre todo atenta a la obra de Antonio Gramsci y los desarrollos del marxismo italiano. Es el promotor de las primeras traducciones de Gramsci al castellano a través de la Editorial Lautaro. En sus ensayos de crítica cultural, concebidos conforme a una matriz gramsciana, intenta encontroncar la tradición comunista de su época con la tradición liberal decimonónica, como lo revelan sus obras Echeverría (1951), Para una política de la cultura (1956), Nación y cultura (1959) y El mito liberal (1959). Sin embargo, cuando en 1963 aparece la revista de los disidentes gramscianos Pasado y Presente que hasta entonces fueron sus discípulos —Juan Carlos Portantiero, José M. Aricó, entre otros—, Agosti va a alinearse con la dirección partidaria organizando el número especial de Cuadernos de Cultura de respuesta a los rebeldes titulado “Afirmación militante del marxismo-leninismo” (CC n° 66, enero-febrero 1964). Además de sus exilios en Montevideo, viajó por toda América Latina dictando conferencias. Visita la URSS y China Popular por primera vez en 1953, siendo detenido a su regreso y liberado luego del derrocamiento de Perón (1953-1955). En abril de 1957 es detenido, en el marco de la llamada “Operación Cardenal”, junto a otros dirigentes comunistas como Rodolfo y Orestes Ghioldi, Emilio Troise, el escritor y dramaturgo Leónidas Barletta y el director de tango Osvaldo Pugliese, siendo trasladados muchos de ellos a un barco que funcionaba como “cárcel flotante”. Vuelve a la URSS en 1958, 1965 y 1968. En la década de 1960 colabora en publicaciones afines al comunismo argentino como Che, Propósitos y El Popular. Integra el CC del PCA en lo década de 1930, organismo del que fue separado y al que reingresó recién en 1963; fue titular de la Comisión de Cultura desde 1947 y miembro de la Comisión Política desde 1963. Fue director de Editorial Problemas y asesor de otras editoriales comunistas como Lautaro y Procyón. Fue miembro de la Comisión Directiva de la SADE (1948-50). Repetidas veces candidato a diputado nacional (1954, 1958, 1983), es en 1970 uno de los fundadores del ENA (Encuentro Nacional de los Argentinos) e integra la delegación comunista que se entrevista repetidas veces con el entonces presidente Juan D. Perón en 1973. Trabaja durante cuatro años en la edición de las Obras Completas de Aníbal Ponce (aparecidas en 1974) y por su iniciativa se funda ese año la Asociación Amigos de Aníbal Ponce. Como introducción a dicha edición aparece su ensayo Aníbal Ponce. Memoria y presencia (1974), en la misma línea de Ingenieros, ciudadano de la juventud. En 1982 integra el Consejo de Presidencia y la Mesa Directiva de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, de la que había sido co-fundador. En el terreno de la crítica y teoría de la cultura, si bien abogó por el realismo (Defensa del realismo, 1945), nunca compartió la orientación soviética del “realismo socialista”; en el terreno de la teoría marxista, se orientó por la senda del “socialismo humanista”. Aunque nunca se enfrentó abiertamente con el materialismo dialéctico de cuño soviético, contribuyó dentro de ciertos límites a la renovación del pensamiento marxista. Sus ensayos se caracterizaron por una prosa pulcra y cuidada, heredera a su vez de la de Ponce. Fue Gran Premio de Honor de la SADE (1983) y Premio Aníbal Ponce (1978). Casado con Sofía Babitzky, con quien tuvo dos hijas (Judith Silvia y Cristina Ruth), luego con Alicia García.

Obra: El hombre prisionero, BA, Claridad, 1938; “El ocaso de la cultura”, BA, AIAPE, 1939; Emilio Zola, BA, Atlántida, 1941; Literatura francesa, BA, Atlántida, 1941; Defensa del realismo, Montevideo, Pueblos Unidos, 1945; Ingenieros, ciudadano de la juventud, BA, Futuro, 1945; “Pasado y presente de la Reforma Universitaria”, Córdoba, C.E. de Ingeniería de la U.N. de Córdoba, 1947; Cuaderno de bitácora, BA, Lautaro, 1949; Echeverría, BA, Futuro, 1951; Para una política de la cultura, BA, Procyón, 1956; Nación y cultura, BA, Procyón, 1959; El mito liberal, BA, Procyón, 1959; Tántalo recobrado, BA, Lautaro, 1964; La milicia literaria, BA, Sílaba, 1969; “La revolución que propiciamos”, BA, s/e, 1969; “Perón y la segunda guerra mundial”, BA, Polémica, 1970; Aníbal Ponce. Memoria y presencia, BA, Cartago, 1974; Prosa política, BA, Cartago, 1975; Las condiciones del realismo, Caracas, Armitano, 1975; Ideología y cultura, BA, Estudio, 1979; “El camino que lleve a la unión”, BA, C.N. de P., 1981; Cantar opinando, BA, 1982; Mirar hacia adelante, BA, Sudamericana/Planeta, 1983; Los infortunios de la realidad. En torno a la correspondencia con Enrique Amorim, BA, s/e, s/f.

Resultados 7451 a 7456 de 7456