Mostrando 6805 resultados

Registro de autoridad

García, Miguel Ángel

Ensayista, periodista político, narrador. Se inicia muy joven en la vida política. En 1971 edita con el seudónimo de Antonio Morel la revista Qué hacer (Buenos Aires, 1971-1972), una de las expresiones del espacio conocido como "izquierda socialista". Primero colaborador y luego integrante del equipo de redacción del diario La Opinión en la primera mitad de la década de 1970. Se exilia en Italia a fines de 1974 con su compañera, Susana Bonaldi. Durante su exilio en Roma editó la revista independiente Debate (Roma, 1977-1982). Reside durante dos años en México, donde edita Boletín de información obrera (México, 1982-1983). En Bologna participa activamente en la organización de una red de exiliados latinoamericanos. Vinculado en la década de 1980 y 1980 al Club Socialista de Buenos Aires, colabora en su órgano, La Ciudad Futura. Ha colaborado en diversas revistas, como Inchiesta (Bologna), Cambio (México), etc. Es autor de los libros: Argentina. Dall'Indipendenza al peronismo d'oggi, Milano, Mazzotta, 1975 ; Peronismo. Desarrollo económico y lucha de clases en la Argentina, Barcelona, Mario Acosta, 1980; El nacimiento de América, México, Extemporáneos, 1983; Gli argentini en Italia: Una comunidad de inmigrantes nella terra degli avi, Bolonia, Edizioni Synergon, 1992. Y de una serie de novelas por entregas (El Loco Panda; Hernán Ferrini; Los trabajos del Gato Arnulfo; el cuento hipertextual "Border Line", etc.) de edición digital. Creó varios sitios de internet: "Tabaco", "Barrio", etc.

Oddone, María Elena

  • Persona

María Elena Oddone es una de las referentes del feminismo argentino de la llamada “segunda ola” que comenzó a adquirir una mayor visibilidad pública en la década de 1970. Fue fundadora del Movimiento de Liberación Femenina (MLF, 1972) y en el marco de dicha organización creó y dirigió la emblemática revista <b>Persona</b>, pionera del movimiento feminista organizado de la Argentina. Asimismo, tuvo un cercano contacto con otras organizaciones feministas y de gays y lesbianas de la época, como la Unión Feminista Argentina (UFA) Grupo Política Sexual (GPS) y el Frente de Liberación Homosexual (FLH).
Mantuvo su militancia feminista durante la última dictadura militar Argentina, sobre todo con diversas intervenciones de la prensa. Con el retorno de la democracia, en la primer movilización por el día internacional de la mujer, Oddone salió a la calle para pedir por la legalización del aborto en 1984 con el cartel "No a la maternidad, sí al placer". Ese acto sigue siendo uno de los hitos de pujante feminismo argentino.
Entre la década del 80 y la de 1990 participó de diversas organizaciones: el Tribunal de Violencia contra la Mujer, la Organización Feminista Argentina, la Multisectorial de la Mujer y de otra asociación llamada “Movimiento Feminista”.
En el año 2001 escribió su autobiografía, “Pasión por la libertad”

Sociedad Chilena de Escritores (SECH)

La Sociedad de Escritores Chilenos (Sech) tiene sus antecedentes en el movimiento denominado “Generación del 82” que se desarrolló en Chile a mediados del siglo XIX y cuyo nombre se encuentra en la fundación de la publicación <b>El Semanario</b> de Santiago. Esta organización, que en su fundación contó con el aval de José Victorino Lastarria y Andrés Bello, fue reflejó de nuevas tendencias literarias en Chile. El 6 de noviembre de 1931 fue la fecha en que se firmó la primera acta de constitución de la Sociedad de Escritores de Chile (Sech), aunque la protocolización del escrito se hiciera en fecha del año siguiente.

Marotta, Sebastián

Marotta, Sebastián (seuds.: S. Eviterno; "El tipo sereno"; "El que asistió a su entierro") (Buenos Aires, 12/6/1888 - Buenos Aires, 11/1/1970).
Obrero constructor de carruajes, linotipista, dirigente de la FORA, la FOPA y la CGT, de orientación sindicalista e historiador del gremialismo argentino. Nacido en el barrio porteño de Barracas, a los 12 años trabaja de mensajero para recorrer la ciudad de Buenos Aires. Tras aprender el oficio de pintor de carros, a los 15 años se afilia al Sindicato Obreros Constructores de Carruajes, aunque ya había encabezado con éxito dos huelgas en el taller en el que trabajaba, del que fue expulsado. En 1906 participa de una huelga de los constructores de carruajes que se prolonga 88 días, luego de la cual queda nuevamente desocupado. Negándosele empleo por su actividad militante, se muda a Mar del Plata, donde reorganiza el Sindicato de Constructores de Carruajes y Mecánicos, del que es nombrado secretario general. También es elegido miembro del Consejo de la Federación Obrera local, desempeñando la secretaría hasta 1907, en que regresa a Buenos Aires. Integrado de nuevo en la comisión de ese gremio, forma parte también de una comisión organizadora de la Federación Nacional de Obreros Constructores de Rodados, de la que es nombrado secretario, al tiempo que es redactor del periódico El Obrero Constructor de Rodados entre 1907 y 1910. Tiene entonces 20 años. Ya es adepto de la perspectiva sindicalista que para entonces había hegemonizado la UGT, opuesta a la acción político-parlamentaria y partidaria de la huelga general revolucionaria propiciada desde sindicatos políticamente independientes. Participa de las gestiones tendientes a la unificación de las dos centrales obreras (FORA, anarquista y UGT, sindicalista) que culminan en el II Congreso de Unificación de 1909 al que asiste como delegado, siendo redactor de la Carta Orgánica de la flamante Confederación Obrera Regional Argentina (CORA, sindicalista), y elegido miembro de su consejo federal, para ser luego su secretario general, hasta 1914. Es también redactor de La Confederación, órgano de la CORA. Por un breve período había trabajado de pintor y sido redactor del periódico sindical El Pintor. Dejó el oficio luego de haber estado a punto de caer desde un piso alto de la casa Gath y Chaves. En 1910 inicia una gira por el norte del país que debe interrumpir en Tucumán por el estado de sitio impuesto con la represión sobre el movimiento obrero que precedió a la celebración del Centenario y sanción de la ley de Defensa Social. Por su familiaridad con el mundo de las imprentas debido a sus colaboraciones en periódicos, aprende el oficio de linotipista e ingresa a la Federación de Artes Gráficas. En 1912 es el representante de la CORA en la primera concentración regional que realizan chacareros y peones rurales contra terratenientes e intermediarios, en el marco de lo que se conoce como Grito de Alcorta. A fines de ese año es uno de los secretarios del III Congreso de Unidad Sindical, donde argumentó una moción a favor de aprobar la fusión de la CORA (sindicalista) y la FORA (anarquista) sobre principios amplios, y del cual la FORA finalmente se retira. En el año previo a la Primera Guerra Mundial, cuando la economía ingresaba en un paulatino deterioro, Marotta realiza una gira organizativa por todo el país en representación de la CORA y de la Federación Obrera Ferrocarrilera (FOF). En 1914 impulsa el ingreso de la CORA en la FORA, que se concreta en el Congreso de Concentración de junio y septiembre de ese año y que lo cuenta entre sus oradores. En el IX Congreso de la FORA participa de la redacción del despacho sobre la finalidad de la federación, que eliminaba la recomendación del comunismo anárquico del V Congreso y reafirmaba la libertad de ideologías y sistemas filosóficos, sancionándose así la nueva escisión entre la FORA anarquista (llamada "del V Congreso") y la FORA sindicalista (conocida como "del IX Congreso"). Integra el Consejo Federal de esta última y después es nombrado prosecretario, cargo que ocupa hasta que el 7 de noviembre de 1917 pasa a ser su secretario general. En su carácter de representante de la FORA y la FOF visita diversas líneas de FFCC de la Pcia. de Buenos Aires y el litoral. Participa de las grandes huelgas marítimas y ferroviarias de 1917 y 1918. Es el redactor de las nuevas bases de la FORA aprobadas en su X Congreso de 1918. Estando al frente de ese organismo durante los sucesos de la Semana Trágica de enero de 1919, trabaja en la organización de la huelga, la defensa de los locales sindicales y la atención de los presos, llegando a entrevistarse con el Presidente H. Yrigoyen para acordar la liberación de aquéllos, la reapertura de sindicatos y el retiro de tropas de la ciudad de Buenos Aires. En septiembre de ese año asiste como invitado al Congreso de la CGT francesa en Lyon, donde formaliza la adhesión de la FORA a la Federación Sindical Internacional, constituida poco tiempo antes. El Congreso Sindical de Ámsterdam de 1919 lo designa miembro del Buró de la nueva Federación. Colabora en La Organización Obrera, órgano de la FORA, y en Acción Sindicalista, entre otros medios. Movido de la necesidad de alejarse de las luchas intestinas que agitaban a la organización obrera, en 1921 deja la secretaría general y vuelve al taller, instalándose hasta 1927 en Tres Arroyos, Pcia. de Buenos Aires. En esa localidad bonaerense organiza el Sindicato de Obreros Gráficos y prosigue con atención las vicisitudes de la vida sindical. De regreso en Buenos Aires, se integra como prosecretario en el Comité Central de la Federación Obrera Poligráfica Argentina (FOPA), constituida en 1927. Con el auspicio de esa organización conforma junto a Alejandro Silvetti y José Negri —dirigente ferroviario de la Confederación Obrera Argentina (COA)— una comisión para redactar las bases de la unidad sindical entre la COA, la Unión Sindical Argentina (USA) y la FORA, en los prolegómenos del logro de una central sindical unificada que se concretaría un par de años después. En 1928 protagoniza un conflicto al interior de la Federación Gráfica Bonaerense por el que una parte del gremio conforma la Unión Linotipista, Mecánicos y Afines (ULMA), de la que es secretario en 1929, 1930 y 1932. Como miembro del comité central confederal de la flamante Confederación General del Trabajo (CGT), creada en septiembre de 1930, asiste a varias Conferencias de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en 1931 y 1934, donde se enfrenta a la injerencia del gobierno fascista de Italia. Sus críticas al fascismo se centraban en la merma de autonomía y espontaneidad a la que se veía sometida la clase obrera, más que en la pérdida de la democracia política. La división de la CGT en 1935 lo encuentra encolumnado en el sector de la CGT Catamarca, de tendencia sindicalista. Participa en octubre de ese mismo año de la fundación del Club Voluntad, lugar de reunión de obreros, militantes e intelectuales interesados en el sindicalismo, junto a Alejandro Silvetti, Ruggiero Rúgilo, Andrés Cabona, Luis Gay, Atilio Bramuglia, entre otros. En octubre de 1951 es detenido tras la clausura del club luego del levantamiento que encabeza el Gral. Menéndez contra el gobierno de Juan D. Perón, acusado de colaboración con el frustrado intento golpista. Formado intelectualmente con el dirigente gráfico Luis Bernard, habiendo colaborado y dirigido numerosos periódicos sindicales y realizado traducciones del francés de artículos sobre la materia —motivado por su afinidad con la CGT francesa—, hacia 1953 emprende la obra de reconstrucción histórica y de la memoria obrera que quedaría plasmada en el libro El movimiento sindical argentino (1960). Homenajeado por su lucha a la edad de 80 años, mereció también el elogio de sus otrora adversarios, como el anarquista Diego Abad de Santillán. A la cremación de sus restos asistió, entre una multitud de gremialistas y diversas personalidades del país, el ex Presidente Arturo Illia. Según su voluntad, sus cenizas fueron arrojadas al Río de la Plata. Era amante y eximio conocedor del tango. Casado con Electra González, tuvo tres hijos.

Obra: El movimiento sindical argentino. Su génesis y desarrollo. Período 1857-1907, BA, Lacio, 1960; El movimiento sindical argentino. Su génesis y desarrollo. Período 1907-1920, BA, Lacio, 1961; El movimiento sindical argentino. Su génesis y desarrollo. Período 1920-1935, BA, Calomino, 1970.

Fuentes: AAVV, Vida, obra y trascendencia de Sebastián Marotta, BA, Calomino, 1971, reproduce su retrato; Troncoso, Fundadores, I: 101-132, reproduce su fotografía: 133-134.

Torres, Sara

Sexóloga, activista feminista. Figura sobresaliente del feminismo argentino. Nacida en 1941, hija única de inmigrantes gallegos. A los 19 años, la lectura de El segundo sexo de Simone de Beauvoir le significa “un cambio decisivo en su pensamiento”. Casada y madre desde muy joven, trabaja como técnica pedicura y en la concesionaria de automotores perteneciente a SMATA para mantener su independencia económica. Estudiante de Ciencias Económicas en la Universidad de Buenos Aires, abandona en tercer año (1960), pero se recibe siete años más tarde de “Consejera Humanista Social” en la Facultad de Eugenesia Integral y Humanismo de la Universidad del Museo Social Argentino. Estudios en la Sociedad Argentina de Sexología y un Postgrado en Sexología en la Facultad de Medicina de la UBA (1975). Desde el año 1986, activa organizadora de los Encuentros Nacionales de Mujeres. Miembro fundadora de la ATEM (Asociación Trabajo y Estudio de la Mujer), Lugar de Mujer, Grupo Política Sexual, Asamblea Raquel Liberman (Mujeres Contra la Explotación sexual), Red Nacional de Prevención de la Violencia Doméstica, Red Internacional Contra la Explotación sexual. Presidente de la Red No a la Trata, fundada a principios de 2004.

Resultados 1 a 10 de 6805